Nueva vida para una huevera.

Nueva vida para una huevera.

¡Hoy toca reciclaje! He indultado esta huevera de cartón tan bonita, se merecía una nueva vida. Para ello, despegué la tapa y usándola de plantilla sobre papel acuarela grueso, saqué un molde, dibujando el contorno con lápiz y recortando, sobre el que trabajar y así hacer más rígida la futura caja.

Huevera a recilclar

Sobre la tapa de papel acuarela, apliqué pinturas acrílicas en varios tonos de turquesa. Seguidamente, con tinta resistente al agua color azul un poco más oscura, apliqué el motivo del nuevo stencil geométrico, ayudándome de una esponjita. A continuación, extendí por toda la tapa, de manera desigual y con pasta de relieve, el stencil de puntitos. Con esto ya tenemos listo un fondo original sobre el que trabajar, en mi caso una escena usando sellos.

Creando texturas

En la parte superior de la tapa estampé con tinta negra unos sellos, a parte estampé y coloreé con acuarela algunos motivos, como la niña, las flores ect…, los recorté y los pegué sobre los estampados del fondo. Hice una colina utilizando pinturas acríllicas y tinta verde con el stencil líneas curvas, para dar textura.

Creando Texturas

En la solapa de apertura de la tapa, del mismo modo, apliqué la palabra “flores” con el stencil abecedario industrial, tintando las letras de una en una, tapando las de alrededor con post its.

Texturas y letras

A continuación pegué la tapa original al molde de papel acuarela en el que creé el fondo y la parte interior la forré con papel decorado con motivos florales.

Interior de la juevera

La base de la caja, era de cartón corrugado por lo que simplemente le añadí brochazos de pasta blanca con efecto craquelado y algo de color con tintas en spray nacaradas. En el interior de la caja, está la huevera propiamente dicha, que pinté con pintura acrílica rosa y le hice un asa con cuerda para facilitar el uso.

Finalmente pegué una de las solapas de la tapa y en la otra solapa, la que será la apertura/cierre, pegué dos trocitos de velcro.

Y ya tenemos lista una cajita monísima, que en mi caso utilizo para guardar flores de papel, que son bastante delicadas, pero se me ocurre que sería perfecta para un detalle especial, como bombones ect… y lo que quedaría genial es llenarla de huevos Kinder jeje.

Huevera reciclada

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se publicará)
   Sitio web: (url del sitio con http://)
* Comentario:
Texto de la imagen: