Tarta de calabaza para Halloween

Tarta de calabaza para Halloween

Si estás con los últimos preparativos para celebrar la fiesta de Halloween, no te pierdas la receta y decoración de Dulce Tarta de Azúcar. Nuevas ideas hasta el último minuto:

"Halloween está a la vuelta de la esquina, así que hoy os traigo una nueva receta que está de miedo, de nuevo en colaboración con Todo Stencil y sus plantillas de Halloween tan chulas. Si os gustaron las galletas de calabaza, esta tarta os enamorará.

Yo soy una absoluta fan de la Carrot Cake, me encanta su combinación de sabores, así que se me ocurrió hacer una versión con el producto estrella de temporada: ¡la calabaza! Por el dulzor natural que tiene, el resultado es muy parecido al de la zanahoria, así que después de algunas modificaciones tenemos una Pumpkin Cake de muerte.

¿Tenéis ganas de saber cómo se hace? ¡Vamos con la receta!

RECETA DE PUMPKIN CAKE Ó TARTA DE CALABAZA

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO (para un molde de 18cm):
- 300 g de panela BIO
- 250 ml de aceite de oliva
- 4 huevos BIO
- 300 g de puré de calabaza BIO
- ½ cucharadita de aroma de vainilla
- 300 g de harina
- cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de levadura
- ½ cucharadita de canela
- ½ cucharadita de cúrcuma
- ¼ cucharadita de jengibre
- ¼ cucharadita de cardamomo
- ¼ cucharadita de nuez moscada
- ½ cucharadita de sal
- 100 g de anacardos picados

Esta es la combinación de especias que a mí me gusta pero vosotros podéis poner la proporción que más os guste. Igualmente, yo he usado anacardos porque me encantan y por no utilizar otros frutos secos más típicos, pero podéis sustituirlos por vuestro fruto seco favorito.

¿Productos BIO? Como muchos ya sabréis, estoy en un proceso de ir incorporando cada vez más productos BIO en mis recetas por todos los beneficios que aportan.

¿Qué es la panela? Es el jugo que se extrae de la caña de azúcar en la primera presión y sin someterse a ningún tipo de refinado, por lo que se trataría de un producto “virgen extra” como el aceite de oliva. Aquí podéis ver más información sobre este producto.

INGREDIENTES PARA EL RELLENO Y LA COBERTURA (crema de queso):
- 300 g de azúcar glass
- 100 g de mantequilla sin sal
- 270 g de queso crema tipo Philadelphia
- ½ cucharadita de aroma de vainilla

PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO:

 1)    Precalentar el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.
 2)    En el bol de la batidora, poner la panela y el aceite, y batir hasta que se forme una mezcla homogénea.
 3)    Incorporar los huevos uno a uno. No añadir el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado.
 4)    Agregar el puré de calabaza y el aroma de vainilla, y seguir batiendo.
 5)    Por otro lado, tamizamos todos los ingredientes secos (harina, especias, sal, levadura y bicarbonato), los mezclamos con una cuchara, y los incorporamos poco a poco a la mezcla de la batidora, a velocidad baja.
 6)    Por último, añadimos los anacardos y seguimos batiendo a velocidad baja hasta que queden distribuidos por toda la masa.
 7)    Vertemos la mezcla en un molde previamente engrasado y horneamos a 180ºC, a media altura, con calor arriba y abajo, durante aproximadamente 50 minutos o hasta que al introducir un palillo, éste salga limpio.
 8)    Una vez fuera del horno, dejamos reposar cinco minutos y, después, desmoldamos y transferimos el bizcocho a una rejilla para que se enfríe.

¡Y ya tenemos nuestro rico bizcocho de calabaza!, está buenísimo y es muy jugoso, por lo que no es necesario ponerle ningún almíbar. Es conveniente conservarlo envuelto en film mientras preparamos el relleno para que no se seque.



PREPARACIÓN DEL RELLENO:

 1)    En el bol de la batidora, ponemos el azúcar glass previamente tamizada y la mantequilla fundida. Batimos hasta que quede una mezcla homogénea.
 2)    A continuación, incorporamos el queso crema y seguimos batiendo hasta que quede totalmente integrado.

Y ya tenemos nuestra crema de queso. Más fácil imposible :)

MONTAJE DE LA TARTA Y DECORACIÓN CON STENCIL:

Con la ayuda de una lira o de un cuchillo de sierra, cortamos el bizcocho en tres láminas del mismo grosor.



Extendemos una capa de crema de queso entre lámina y lámina de bizcocho. Tened en cuenta que no puede ser una capa muy gruesa porque entonces, el bizcocho “bailaría” y no se asentaría bien.

Con ayuda de una espátula, cubrimos todo el bizcocho con una capa muy fina de crema y lo guardamos en el frigo una media hora. Esta capa actuará como “sujeta migas” y hará que la segunda capa quede mucho más uniforme y bonita.
Damos una segunda capa de crema de queso, un poquito más gruesa que la anterior, procurando que quede lo más uniforme posible.



Y ahora viene la parte más divertida, ¡la decoración con stencil! Cuando decoré las galletas para Halloween, lo hice con glasa real, pero para que veáis otra forma mucho más rápida y sencilla, simplemente he espolvoreado un poco de canela con un colador. ¡Y mirad qué bonito queda! Lo dicho, más fácil imposible, jejeje.

En esa ocasión, he escogido el stencil del castillo, pero podéis escoger el que más os guste entre todos los stencils de Halloween.



Hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya gustado, que os haya resultado útil y que os animéis a hacer esta tarta de calabaza tan rica. Aún estáis a tiempo de hacerla para mañana, así que no hay excusa ;). Os deseo un fin de semana terroríficamente divertido.

¡Besos!"

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se publicará)
   Sitio web: (url del sitio con http://)
* Comentario:
Texto de la imagen: